Go to Top

Flexibilidad y Fuerza: Bikram Yoga para mejorar en la pista

Practicar yoga es un excelente complemento para el entrenamiento del corredor, ya que ayuda a fortalecer y estirar músculos, ligamentos y tendones, dándole un descanso activo al cuerpo

Hay diferentes tipos de yoga; de acuerdo a su origen algunos son más energéticos y activos, como el Ashtanga Yoga, y otros, con movimientos más lentos combinados con periodos de inmovilidad, con mayor enfoque en la respiración y en la concentración, como el Hatha Yoga.

Pero Bikram Yoga es algo diferente; se trata de una serie de 26 posturas que se realizan en una sesión de 90 minutos en un salón donde se mantiene una temperatura de 42°C. Durante la práctica se hacen ejercicios de respiración pranayama, que es la inhalación y exhalación rítmica y profunda por la nariz.

Es apto para todas las edades y niveles. En realidad, en Bikram Yoga la práctica simplemente se hace acorde a la capacidad de cada persona y el progreso de cada quien dependerá del tiempo y el esfuerzo que se dedique a la práctica.

La serie está diseñada para fomentar el calor y estiramiento de músculos, ligamentos y tendones en un orden específico que logra maximizar los beneficios.

El calor y los movimientos promueven la oxigenación de la sangre y ayudan a restaurar el orden de trabajo saludable del cuerpo.

Es un estímulo para los órganos, glándulas, tendones, ligamentos y huesos, así como un espacio de relajación para la mente. Para realizar las posturas se combinan habilidades de concentración, paciencia y autocontrol, que son de mucha ayuda para corredores de largas distancias.

¿POR QUÉ PRACTICAR YOGA A 42ºC?

Uno de los principales beneficios del Bikram Yoga es la mejora en la flexibilidad. Esto se debe a que el calor permite realizar movimientos con mayor profundidad. Por esto mismo es indispensable poner más atención en la forma que se realiza cada postura y no llevar al cuerpo muy por afuera de su rango natural. Durante una clase de Bikram puedes sentir que eres mucho más flexible de lo que en realidad eres, y en los estiramientos es precisamente donde debes tener más cuidado para evitar lastimarte.

Asimismo, el calor dilata los capilares, promoviendo la oxigenación de los tejidos, músculos y órganos, además de generar mayor sudoración, lo que se traduce en más eliminación de toxinas.

Si eres de las personas que disfrutan mucho las temperaturas veraniegas es muy probable que te sientas como pez en el agua en una clase de Bikram Yoga, pero aun así, no te confíes, pues esta práctica pone a prueba hasta al corazón más costeño. El calor fortalecerá tu capacidad de concentración y tu voluntad, y te exigirá un poco más de lo acostumbrado al poner a prueba tu determinación y tu autocontrol.

ATLETAS QUE LO PRACTICAN

Es muy común que los atletas de alto rendimiento practiquen yoga; por ejemplo, el tenista Andy Murray, recientemente ganador del torneo de Wimbledon en la categoría de singles, es un asiduo practicante de Bikram Yoga desde hace seis años. Él empezó por recomendación de su entrenador con la finalidad de incrementar su fuerza física y mental.

De acuerdo con declaraciones de la maestra de Yoga del tenista, la práctica de Bikram le ha ayudado a Murray a rejuvenecer sus músculos, lograr mayor balance y flexibilidad y, sobre todo, a tener mayor concentración, lo cual le han permitido controlar su mal temperamento contra jueces y contrincantes.

Entrevistamos a José Manuel Tena, corredor y triatleta, quien actualmente se encuentra realizando el reto de tomar 90 clases de Bikram Yoga y nos compartió que uno de los principales beneficios que ha encontrado es la mejora en la flexibilidad, resultando en un mucho mejor desempeño en sus carreras. Esto fue lo que nos dijo: “Bikram Yoga ha sido una parte muy importante de mis entrenamientos, ya que he mejorado mi flexibilidad, fuerza, respiración y control mental”.

LA HISTORIA DE BIKRAM YOGA

El creador de Bikram Yoga fue Yogiraj Bikram Choudhury, un hombre nacido en Calcuta en 1946, quien comenzó a practicar Hatha Yoga desde los tres años de edad. A los 11 fue el participante más joven que jamás haya ganado la Competición Nacional de Yoga de la India.

Cuando tenía 17 años, tuvo un accidente mientras entrenaba para competir en las olimpiadas para la prueba de levantamiento de pesas; el suceso le destruyó la rodilla al grado de que los doctores le sugirieron amputarle la pierna. Bikram no aceptó este diagnóstico y decidió regresar con su maestro, sabiendo que él podría salvarle la rodilla. Seis meses después del accidente, su lesión había sanado.

A partir de esto, Bikram supo que dedicaría su vida al yoga y, con la ayuda de su gurú, se convirtió también en un maestro, enseñando yoga de la manera milenaria: uno a uno, oralmente. Con el anhelo de poder llegar a más gente de los cientos que se acercaban a él día a día, desarrolló su serie de 26 posturas, seleccionando aquellas que pudieran ser practicadas por cualquier persona, sin importar su edad o su estado físico. Además de que tuvieran la facultad de sanar y transformar cualquier mal físico, mental o emocional.

Bikram llegó a Estados Unidos en 1973 y en poco tiempo se convirtió en un maestro muy reconocido por celebridades, atletas y otras personalidades que buscaban tomar su clase. Hoy en día, existen estudios de Bikram Yoga en todo el mundo, y es el propio fundador quien certifica a sus maestros personalmente.

4 BENEFICIOS PARA CORREDORES

1. Incrementa tu capacidad pulmonar

Durante toda la práctica, desde el primer ejercicio de respiración hasta la postura final, tus pulmones se estiran a su máxima capacidad, la inhalación y exhalación profunda son parte esencial del yoga. Te darás cuenta que haces respiraciones más largas que nunca antes y esto se reflejará en tu entrenamiento sobre el asfalto.

2. Mejora la capacidad cardiovascular

Una clase de Bikram Yoga bien podría equivaler a una sesión de trote en cuanto a ritmo cardiaco se refiere. Tus pulsaciones por minuto se acelerarán y también habrá periodos de descanso, favoreciendo la capacidad y eficiencia pulmonar.

Son 90 minutos de ejercicio intenso tanto para la mente como para el cuerpo. Una práctica completa que te beneficiará a la hora de una carrera de larga duración.

3. Puedes practicar Bikram Yoga aún con ciertas lesiones

Si tienes alguna lesión que te impide entrenar como antes, es muy probable que sí puedas practicar yoga; de hecho, podría ayudarte mejorar, ya que es un ejercicio sutil con el cuerpo, sin impacto y que promueve una recuperación acelerada.

Si no puedes correr, el yoga es una buena opción para mantenerte en forma.

4. Ayuda a sanar viejas lesiones

Hay lesiones que permanecen “dormidas” por mucho tiempo; algunas dan señales de vida y otras no, pero la realidad es que las viejas lesiones pueden estar impactando tu desempeño como corredor sin que te des cuenta.

Durante la práctica de yoga, se realizan posturas que funcionan a manera de torniquete, pues hacen compresión y descompresión, llevando sangre fresca y oxigenada a todas y cada una de las células del cuerpo, lo que promueve una mejor circulación y recuperación de tejidos dañados.

Antes de iniciar tu primera clase de yoga, comenta tu lesión con el maestro.

MEDITACIÓN EN MOVIMIENTO

Cada una de las 26 posturas o asanas que se realizan durante la práctica de Bikram Yoga se relacionan con los diferentes sistemas del cuerpo, el digestivo, respiratorio, circulatorio, inmunológico, esquelético, muscular y nervioso.

Las asanas se realizan combinando de manera rítmica cada movimiento con una inhalación y exhalación, lo que desarrolla habilidades de concentración, paciencia, determinación y autocontrol, dando la claridad mental y disminuyendo el estrés.

La combinación de asanas y respiración se convierte en meditación en movimiento.

 

Articulo publicado por VERÓNICA VELÁZQUEZ para RECORD
http://www.record.com.mx/article/flexibilidad-y-fuerza-bikram-yoga-para-mejorar-en-la-pista